A qué se debe la calidad del aire y sus efectos en la salud

La atmósfera es la envoltura gaseosa que rodea la tierra, constando de unos 640 km. de espesor. La atmósfera es un medio continuo a través del cual son transportados y dispersados los contaminantes emitidos desde la tierra. Esto gracias al movimiento del aire que se produce a escala planetaria, regional y local. Se define la inmisión o calidad del aire como la concentración de contaminantes que llega a un receptor, más o menos lejano de la fuente de emisión, una vez transportado y difundido por la atmósfera.

Su composición

La atmósfera tiene un espesor de 640 km, que ha evolucionado su composición durante millones de años, permitiendo el desarrollo de vida. La mezcla de gases que la conforman se componen por el 78% de nitrógeno y el 21% de oxígeno, aproximadamente. Dicha proporción es, más o menos, constante. 

El 1% restante, se compone de gases de efecto invernadero, vapor de agua, dióxido de carbono, metano, ozono, entre otros, así como partículas volcánicas, polvo y humos. A pesar del bajo porcentaje, estos gases desempeñan  un papel fundamental en los procesos meteorológicos. 

La atmósfera mantiene la temperatura de la Tierra, impidiendo cambios bruscos que harían inhabitable el planeta. Sin la atmósfera la temperatura terrestre alcanzaría más de 75°C durante el día y más de 130°C bajo cero en la noche. 

Además, de la energía solar que llega al planeta, poco más del 30 por ciento de los rayos del sol, son reflejados por la atmósfera o por la superficie terrestre. El resto son absorbidos por el planeta, lo que permite calentar el aire, el agua y el suelo.

La atmósfera filtra la radiación ultravioleta (UV) a través de sus distintas capas, al igual que hacen unas gafas de sol, permitiendo el paso de unas radiaciones e impidiendo el paso de otras. La capa de ozono, situada en la estratosfera, absorbe parte de los rayos ultravioleta del Sol (rayos UVB y UVC) protegiendo la vida en la Tierra (SEMARNAT, 2013).

¿Qué contamina el aire?

Es fácil identificar la contaminación del aire y asociarla a la actividad industrial, comercial y al uso de vehículos, características propias de una urbe. Sin embargo, la contaminación del aire no sólo tiene su origen en la industria, en nuestros hogares o por el uso de los vehículos.

Los contaminantes del aire se pueden clasificar según su origen como naturales y antropogénicos. Los primeros provienen de fuentes naturales (como el caso de las erupciones volcánicas, que produce emisiones de gases, vapores y polvos) y los segundos son aquellos derivados de las actividades del hombre.

Tipos de contaminantes

En la atmósfera se encuentran una serie de compuestos que contribuyen a la contaminación del aire, de los cuales se pueden diferenciar dos grupos principales:

  1. Contaminantes primarios. Son vertidos directamente a la atmósfera por alguna fuente de emisión como chimeneas, automóviles, entre otros. Los contaminantes atmosféricos que integran este grupo son:
    • Óxidos de azufre (SOx). Se forman por la combustión del azufre presente en el carbón y el petróleo. Los (SOx) forman con la humedad ambiente aerosoles, incrementando el poder corrosivo de la atmósfera, disminuyendo la visibilidad y provocando la lluvia ácida.
    • Monóxido de carbono (CO). Es el contaminante más abundante en la capa inferior de la atmósfera. Se produce por la combustión incompleta de compuestos de carbono. Es un gas inestable que se oxida generando dióxido de carbono (CO2). Alrededor del 70 por ciento del CO provienen de los vehículos.
    • Óxidos de nitrógeno (NOx). Se producen en la combustión de productos fósiles, destacando los vehículos, carbón y quemas de madera. La producción de fertilizantes y explosivos, tabaco y calderas generan emisiones importantes de NOX. El monóxido de nitrógeno (NO) y el dióxido de nitrógeno (NO2) requieren especial atención. El NOse oxida formando (NO2), mientras que elNO2 es precursor del esmog fotoquímico.
    • Partículas. Es material respirable presente en la atmósfera en forma sólida o líquida (polvo, cenizas, hollín, partículas metálicas, cemento y polen, entre otras). De acuerdo con su tamaño se pueden dividir en dos grupos principales: las de diámetro aerodinámico igual o inferior a los 10 μm (PM10) y las de fracción respirable más pequeña (PM2.5).
    • Hidrocarburos (HC). Las emisiones de HC están asociadas a la mala combustión de derivados del petróleo. Las fuentes más importantes de emisión son el transporte por carretera, los disolventes, pinturas, vertederos y la producción de energía. Los de mayor interés son los compuestos orgánicos volátiles (COV), dioxinas, furanos, bifenilos policlorados (PCB) y los hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAH) (SEMARNAT, 2013).
  2. Contaminantes secundarios. Son los contaminantes originados en el aire como consecuencia de la transformación y reacciones químicas que sufren los contaminantes primarios en la atmósfera. Se pueden considerar:
    • Ozono O3. Como se mencionó anteriormente elO3  forma parte de la composición de la atmósfera, sin embargo, a baja altura O3  troposférico resulta perjudicial por su carácter oxidante, reactivo, corrosivo y tóxico, por lo que reacciona con rapidez generando compuestos secundarios.
    • Lluvia ácida. Es el término que se ha usado para describir el proceso por el cual ciertos ácidos se forman en la atmósfera a partir de contaminantes y luego se precipitan a la tierra. El dióxido de azufre (SO2)  y los NOx, causan la lluvia ácida. Estas sustancias en presencia de agua, O2 y otros compuestos químicos forman ácido sulfúrico (H2SO4) y ácido nítrico (HNO3)   respectivamente, que se precipitan a la tierra en forma líquida cuando se presentan lluvias o en forma seca en presencia de nevadas o neblinas. El pH de la lluvia normal es de alrededor de 6, mientras que la lluvia ácida presenta un pH menor a 5.
    • Contaminación fotoquímica. Constituyen la luz solar y sustancias susceptibles de ser oxidadas. El esmog fotoquímico es una mezcla de contaminantes que se forman por reacciones producidas por la luz solar al incidir sobre los contaminantes primarios (SEMARNAT, 2013).

Calidad del aire en La Paz, Baja California Sur

La Paz concentra la mayor capacidad instalada de generación de energía eléctrica a base de combustibles fósiles en el estado de Baja California Sur, CERCA por medio de un reporte presenta que los habitantes de La Paz supera el promedio nacional de emisiones per cápita, lo cual confirma que la contaminación por las centrales de generación de electricidad tiene un aporte de manera importante a las emisiones de SO2 y NOx, contaminantes que están relacionados con graves efectos en la salud en poblaciones. Además, las tarifas de consumo son las más costosas del país, y los habitantes de La Paz no reciben algún beneficio como medida compensatoria de todas las externalidades tanto económicas como en suministro y en afectaciones a la salud a los que diariamente se exponen (CERCA, 2021).

En el 2018 el Centro de energía renovable y calidad ambiental (CERCA), inició una red de monitoreo de calidad del aire en la ciudad de La Paz, en el cual se confirmar que los contaminantes en La Paz han crecido un 300% en concentración de azufre (SO2), desde la primera medición en 2018, contaminante relacionado en un  92% con la generación de electricidad basada en combustóleo como principal insumo y con una concentración de más del 4% de azufre. Por otro lado, se aprecia de manera alarmante que no está contemplada ninguna medida de mitigación para los proyectos contaminantes que actualmente está operando la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el municipio de La Paz (CERCA, 2021).

El monitoreo ciudadano tanto como de las casetas de CFE muestran una concentración superior a los límites permisibles de las Normas Oficiales de salud, principalmente en NO2, SO2, PM10 y  Ozono, lo que puede afectar de manera grave la salud de la población diariamente expuesta a estos niveles de contaminación. Además, mediante un monitoreo móvil por la empresa Aclima se dio a conocer las colonias afectadas por la contaminación, ya sea por Carbono negro, CO, NOx, Ozono y PM2.5. Adicionalmente, las principales vialidades, Av. Forjadores y su ampliación, así como la colonia Manuel Márquez de León, presentan altas concentraciones de contaminantes, las elevadas concentraciones de contaminantes registradas en la salida La paz a Los Cabos pueden relacionarse con el alto aforo vehicular, mientras que para el caso de la colonia Márquez de León, su cercanía con las centrales eléctricas puede ser la posible causa del reporte de contaminación.  (CERCA, 2021)

Es importante señalar que existen efectos en la salud, dependiendo del tipo de contaminante, el grado de exposición, estado nutricional y estado de salud, así como la carga genética del individuo.

Efectos que tienen los contaminantes en la salud humana:

  • Dióxido de azufre (SO2). Irrita las vías respiratorias. En altas concentraciones puede provocar bronquitis y traqueítis.
  • Monóxido de carbono (CO). En altas concentraciones inhabilita el transporte de oxígeno hacia las células. Si se expone prolongadamente puede provocar mareo, dolor de cabeza, inconsciencia e incluso la muerte.
  • Dióxido de nitrógeno (NO2). Irrita las vías respiratorias. En altas concentraciones puede provocar bronquitis y neumonía.  
  • Ozono (O3). Irrita las vías respiratorias. En altas concentraciones reduce la función pulmonar, empeora el asma, inflama las células que recubren los pulmones y agrava enfermedades pulmonares crónicas.
  • Partículas (PM10). Agravan el asma y enfermedades respiratorias cardiovasculares. Su exposición crónica a altas concentraciones puede provocar un incremento en el riesgo de morbilidad y mortalidad. 
  • Partículas (PM2.5). Agravan el asma, reducen la función pulmonar y se asocia con el desarrollo de diabetes. Puede ocasionar disminución en el tamaño del feto (SEMARNAT, 2013).

¿Cómo contribuir para mejorar la calidad del aire?

Se puede contribuir a la mejora de la calidad del aire, teniendo medidas las cuales podamos realizar individualmente y/o proponer al grupo social reducir la cantidad de emisiones de contaminantes que emitimos a la atmósfera. Durante nuestra vida diaria se puede contribuir de las siguientes formas:

  • Evitando quemar basura y otros objetos.
  • Cerrar adecuadamente contenedores de solventes, pinturas y otros químicos que puedan tener sustancias que se evaporen a la atmósfera.
  • Ahorrando electricidad, en general cambiando los hábitos de consumo de manera más responsable para disminuir la cantidad de emisiones de contaminantes que se generan como resultado de su producción. 
  • Utilizar con medida el automóvil o compartiéndolo con otras personas. Utilizar el transporte público o transporte no motorizado, como la bicicleta y el caminar, las cuales son alternativas de transporte sustentable.
  • No conducir a altas velocidades y evitando frenar o arrancar repentinamente ya que esto genera un mayor consumo de combustible.

Fuentes de consulta

CERCA. (2021). Diagnostico de Energía y Calidad de Aire en La Paz 2021. La Paz, B.C.S. México. Recuperado el 27 de Abril de 2021, de https://www.cerca.org.mx/

SEMARNAT. (2013). Calidad del aire: una práctica de vida. Jalisco: Printing Arts México, S.de R.L. de C.V. Recuperado el 28 de Abril de 2021, de https://biblioteca.semarnat.gob.mx/janium/Documentos/Ciga/Libros2013/CD001593.pdf

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *