Combustóleo, el doble de caro para producir electricidad

Combustóleo, el doble de caro para producir electricidad

Por: Karol García

Expertos en derecho a la salud y al medio ambiente denunciaron que en México la generación eléctrica con combustóleo cuesta el doble que producir con renovables y a ello se suman los daños a la salud en un momento de contingencia sanitaria por el Covid-19 y por lo que consideran violaciones que tanto la Secretaría de Energía (Sener) como el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) cometen con sus respectivas política y acuerdo de confiabilidad para emergencias de la red.

Pablo Ramírez, especialista en Energía y Cambio Climático de Greenpeace México explicó que aunque en el país hay un 31% de capacidad instalada mediante energía limpia el año pasado sólo se generó 23.2% del total nacional. Sin la nueva capacidad eólica y fotovoltaica que debía entrar en operación este año y que fue suspendida por un criterio de falta de confiabilidad del Cenace, y sin la ponderación que el criterio económico otorgaba por encima del criterio de flujo constante antes de la nueva política de la Secretaría de Energía, será imposible que México logre la meta comprometida de alcanzar 35% de energía limpia en 2024, sentenció.

Según la propia Comisión Federal de Electricidad (CFE), la producción de un megawatt hora con combustóleo fue de 138 dólares en 2019, mientras que el mismo megawatt generado con renovables costó 67 dólares, afirmó. A pesar de que las autoridades han afirmado que también utilizarán energía hidroeléctrica como base, la capacidad instalada de las 60 plantas de la CFE de esta tecnología es de 18% pero por su antigüedad y falta de recurso hídrico generan sólo 13% del total nacional, detalló.

“Así se demuestra que en realidad el criterio para que baje la producción de renovables es utilizar más combustóleo de Petróleos Mexicanos”, dijo, “esto nos costará a todas las personas, a través de las tarifas o de la recaudación que cubra los subsidios a las tarifas. Este tipo de medidas contraviene los derechos humanos, ningún tipo de política debe pasar por encima de la salud y los derechos humanos como bien lo ha dicho el presidente”.

Stephan Brodziak, de El Poder del Consumidor, explicó que por lo menos en 2017 la inhalación de material particulado con un diámetro menor a 10 micras provocó directamente la muerte prematura de 36,000 personas. La quema de combustóleo emite partículas todavía más pequeñas, de 2.5 micras de diámetro y como contexto un cabello tiene 70 micras. Así, “una vez que lo inhalas, ya no sale del organismo, se queda y llega a los alveolos pulmonares y se absorbe en la sangre para distribuirse por todos los órganos”, explicó.

Pero por las características del crudo pesado Maya que se extrae en 60% en México, tiene además un gran contenido de azufre, que en su combustión provoca la lluvia ácida, contaminante del agua y de distintos tipos de cáncer. También emite carbono negro, otra sustancia con efectos térmicos relacionada directamente con el calentamiento desmedido del planeta.

Anaid Velasco, del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, recordó que sencillamente la violación al procedimiento de no consultar el acuerdo del Cenace en la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria puede ser motivo de impugnación. Pero además, se violan leyes de mayor rango como la de Transición Energética, de Cambio Climático, el Acuerdo de París y la propia Constitución Mexicana en materia del derecho humano a la salud. Por la postura actual de las autoridades, no quedará otra vía más que el litigio para que los jueces decidan frenar estas medidas, consideró.

Finalmente, Jorge Villarreal, de Iniciativa Climática de México, recordó que en el mundo 24% de los gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global son provocados por el sector energético y en el mundo 5.5% de estas emisiones son asociadas a la quema de combustóleo.

“Había toda una estrategia para sacarlo del mercado y ahora parece regresar por la sobreoferta que hay en el país. Pero la salud y economía de los mexicanos no puede ser la ruta, se deben encontrar otras soluciones”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *